CÓMO LEER LAS ETIQUETAS DE LOS ALIMENTOS, 6 FACTORES CLAVE

Publicado por Patricia Garcia en 

Desde enero de 2016 las normas para el etiquetado de alimentos y la información nutricional es más específica y clara ya que lo que era voluntario (número de calorías o la cantidad de carbohidratos de carbono, azúcares, proteínas, sal o grasas saturadas), es ahora obligatorio en todos los envases de alimentos.

Esta información se aporta por cada 100 gramos de porción de alimento, de forma que se puede comparar fácilmente entre distintos alimentos.

nutrition-facts-1557053-1279x959_1024x1024.jpg

Por el momento, están exentas de la información nutricional las bebidas alcohólicas de más de 1,2% en volumen de alcohol y los alimentos no envasados. También lo están los productos sin transformar que incluyen un solo ingrediente. Y esto es aplicable al cochinillo, ya que solo contiene agua y sal.

Aunque en el caso del cochinillo la cosa queda clara y es sencilla, hemos creído conveniente desarrollar este post para saber interpretar las etiquetas de los alimentos que si deben aportar esta información. 

Las etiquetas de los alimentos en conserva, envasados o congelados indican el contenido de los mismos. Saber leerlas te puede ayudar a elegir alimentos en función del colesterol, sal, grasas y/o calorías. Por eso, saber leer estas etiquetas es fundamental para comprender la naturaleza de los alimentos y enfocarnos en una vida más saludable y cuidarnos, porque cuerpo solo tenemos uno.
Las etiquetas de los alimentos tienen formato de tabla y suelen mostrarse en el dorso del embalaje de los alimentos o en un lateral, dependiendo del embalaje.

Normalmente una etiqueta contendrá la siguiente información:

  • Grasa total:
    Indica los gramos en total de grasa por cada porción de 100 gramos de alimento. Conviene no elegir alimentos con mucha cantidad de grasa. Es importante también saber el tipo de grasa que contiene el alimento.
  • Grasa saturada:
    Gramos de grasa saturada por cada 100 gramos de porción de alimento. Estas son las conocidas como grasas malas al ser nocivas para el cuerpo porque una gran cantidad de ellas hace que nuestro nivel de colesterol aumente. Lo ideal es que los alimentos que consumimos contengan más grasas monoinstauradas y poliinstauradas (grasas buenas) que saturadas. Eliminar las grasas de nuestra dieta no es recomendable ya que el cuerpo las necesita, igual que necesita otros nutrientes, por ello debe conocerse el tipo de grasas que tienen los alimentos para consumir los que sean más adecuados.
  • Colesterol:
    También se indica su cantidad por cada 100 gramos de alimento. Una persona debe comer menos de 300 miligramos de colesterol diarios.
  • Calorías:
    Es el valor energético del alimento y también viene indicado por cada 100 gramos de alimento. Muchas dietas se fundamentan casi exclusivamente en este elemento, cuando la realidad es que también debe haber un equilibrio con todo lo demás.
  • Fibra:
    Indicado por cada 100 gramos de alimento, conviene comer alimentos con un alto contenido en fibra ya que favorece el tránsito de la flora intestinal y disminuye los niveles de colesterol. Los vegetales tienen un alto contenido en fibra.
  • Sodio:
    Indicado por cada 100 gramos de alimento, conviene consumir alimentos en los que este número sea bajo o que directamente venga indicado como bajo en sodio o sin sodio. Consumir de manera continuada alimentos con nivel alto en sodio favorece enfermedades a largo plazo como la hipertensión.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: